Corto

Área de varicela y culebrilla

Área de varicela y culebrilla


El virus de la culebrilla se transmite por las vías respiratorias, causando varicela, el virus eruptivo de la infancia, especialmente contagioso. Las reactivaciones del virus latente ocurren más tarde, en forma de culebrilla, en la piel (piel), inervada por un ganglio linfático en el que existe el virus latente. La neuralgia posterior al herpes zóster persiste de 4 a 5 meses después de la desaparición de las lesiones, con problemas especiales de tratamiento. Recientemente, se ha introducido una vacuna antiviral atenuada viva en la práctica pediátrica.
El nombre indica las dos enfermedades que el virus puede causar: la varicela en el caso de infección primaria y el área de herpes zóster por reactivación.
La infección primaria de la infección por varicela ocurre después de que el virus ingresa a la mucosa nasofaríngea. En este nivel hay replicación viral seguida de diseminación, linfática y sanguínea. Después de la penetración y la replicación activa del virus en la sangre, se produce la invasión del ectodermo (capa externa de la piel). Esto se traduce clínicamente por la aparición de lesiones características:

  • a nivel tegumentario - exantema - erupción generalizada con lesiones que presentan una evolución típica: máculas - pápulas - vesículas - costras
  • a nivel de las membranas mucosas (respiratorias, digestivas, genitales) -enanthemum
    La propagación de la sangre en el caso de la infección por varicela se produce en ondas sucesivas después del virus inicial, por lo que las erupciones tienen un carácter polimórfico (elementos eruptivos en diferentes etapas, desde la mácula hasta la corteza) presentes simultáneamente.
    Complicaciones en la varicela:
  • Infección bacteriana de las vesículas, con la formación de pústulas después de la curación de las cuales pueden persistir cicatrices persistentes en la piel.
  • Encefalitis post varicela: más común en pacientes inmunodeficientes (con baja inmunidad)
  • Neumonía causada por la varicela.
    La reactivación de la infección por varicela ocurre debido al hecho de que durante la infección primaria el virus migra a lo largo del camino del nervio y luego en el camino del ganglio infectado, quedando latente (dormido) a este nivel. Bajo la influencia de algunos factores inmunosupresores, se produce la reactivación seguida de recrudecimiento (intensificación de los síntomas clínicos de una enfermedad durante su disminución). El resultado es una erupción vesicular estrictamente localizada (característicamente) en el área de la piel del nervio respectivo. La erupción en caso de varicela está precedida y acompañada por la hipersensibilidad dolorosa del área respectiva. Además, las vesículas de varicela pasarán por las mismas etapas evolutivas descritas en la infección primaria.
    Otras complicaciones en la varicela:
  • Dolor persistente en el área de interés (puede persistir durante meses o años)
  • Área de tejas oftálmicas
  • El área generalizada de la culebrilla: se asemeja clínicamente a la imagen eruptiva de la varicela, con la diferencia de que en el dermatoma afectado la erupción es más pronunciada
  • Encefalitis zosteriana: complicación rara en la varicela
    Puede obtener más información sobre la varicela y el área del herpes zóster:
  • La vacuna contra la varicela
  • Varicela
  • Consejos del médico sobre la varicela y el embarazo.
  • Virus de la varicela y el herpes zóster
  • Varicela y pérdida de embarazo
  • Embarazo y varicela (vómitos).
  • Varicela (vómitos) en el niño pequeño
  • Área de embarazo y herpes zóster