Información

Espíritu de equipo en niños.

Espíritu de equipo en niños.

El espíritu de equipo es una cualidad importante que prepara a los niños para los desafíos de la vida adulta y les ayuda a aprender las mejores formas de tener éxito en la vida. Pero no es una cualidad innata, sino un "bien" adquirido que les enseña acerca de la confianza, la responsabilidad, la comunicación o la cooperación. ¡Presente al niño el espíritu de equipo desde los primeros años de la infancia!

¿Qué es el espíritu de equipo?

El espíritu de equipo está estrechamente relacionado con otra habilidad que los niños deben aprender y dominar: la cooperación. Inicialmente, esto implica la integración del niño en un grupo cuyos miembros tienen un propósito o propósito común. Intentar cumplir la misión implica muchas habilidades que el niño desarrollará al trabajar con otros niños. Es una habilidad que le da al niño la base para el éxito en la madurez.

El espíritu de equipo se forma mejor entre preescolar y escolar, especialmente en los años escolares. Los niños participan en jardines de infancia y escuelas en proyectos grupales que les ayudan a aprender lo que significa el espíritu de equipo y aprovechar sus beneficios en sus vidas. Lo más importante cuando se trabaja en equipo es poner el interés del grupo por encima de cualquier interés personal, algo que es bastante difícil de lograr en los niños, que a menudo son egocéntricos y creen que todo es correcto para ellos.

Ventajas y desventajas del espíritu de equipo en los niños.

Hay muchos beneficios de esta capacidad en el desarrollo infantil. El espíritu de equipo es "dañino" para él cuando no se lo presenta y presenta adecuadamente en su vida.

Aquellos que trabajan con grupos de niños deben tener cuidado de involucrar a todos los niños en la misma medida, tratarlos por igual y alentarlos en todo momento cuando tengan ganas de rendirse.

De lo contrario, se sentirán desmotivados, desarrollarán miedo al fracaso y serán considerados impotentes o incapaces de tener éxito en la vida. Los niños deben ser guiados cuidadosamente en este proceso y ayudarlos a superar los fracasos o miedos sin afectarlos a la larga. El trabajo en equipo es un esfuerzo conjunto de todos los participantes en el proyecto e implica muchos altibajos que deben controlarse adecuadamente.

El espíritu de equipo implica el desarrollo y el aprendizaje de algunas habilidades y valores esenciales para los niños:

  • fiable;
  • responsabilidad;
  • cooperación;
  • la comunicación;
  • amistad (sociabilidad) etc.

¿Cómo aprende el niño el espíritu de equipo?

¡Hágalo participar en juegos o proyectos grupales desde que era un niño!

Como dije, el espíritu de equipo es una cualidad adquirida, y usted, como padre, tiene mucho que hacer al respecto. Aunque esto realmente tiene sentido cuando el pequeño crece, debe involucrar al niño en actividades grupales desde que era pequeño. Jugar los lugares para ello o las reuniones organizadas por la obra crean la base para desarrollar esta habilidad en la infancia.

El niño comprende mejor lo que significa ser parte de un grupo cuando participa en actividades que reúnen a grupos de diferentes niños de diferentes orígenes y que no los conocen muy bien.

¡Participe y elija proyectos y juegos que siempre tengan un propósito!

Siempre es bueno elegir para sus proyectos de grupos pequeños que tienen un propósito por el cual luchar.

En el trabajo en equipo, los niños tendrán divergencias, malentendidos e incluso conflictos que deberán superar para seguir el interés del grupo.

Siempre que sea posible, permítales encontrar soluciones a los problemas comunicándose y cooperando entre sí.

Los deportes de equipo son los que enseñan a los niños el mejor espíritu de equipo.

¡Encuentra tu propia identidad para el grupo!

Para que los miembros de un grupo colaboren mejor para lograr el objetivo perseguido, deben estar unidos e identificarse como parte de un grupo. Por lo tanto, el grupo al que pertenece el niño debe tener su propia identidad: un emblema, un nombre, un color o un himno especial.

¡Anímalos a apoyarse mutuamente!

Es importante que los pequeños se apoyen mutuamente cuando sea necesario o cuando encuentren dificultades en un juego o actividad grupal. Solo entonces el grupo permanecerá unido y cooperará con miras a lograr el objetivo perseguido. El estímulo interno dentro del grupo ayuda a crear un bienestar dentro del equipo y brinda a los miembros los recursos que necesitan para avanzar.

Etiquetas Espíritu equipo actividades infantiles Actividades grupales competencia infantil Juegos infantiles con niños